La mejor orientación para tu vivienda

20:00

La mejor orientación para tu vivienda

La orientación de la vivienda es un factor que muchas veces pasamos por alto en el momento de elegir una casa. Bien por desconocimiento, bien porque en las grandes ciudades el urbanismo existente condiciona irremediablemente la orientación de las viviendas que su ubican en él. Sin embargo, que nuestra vivienda tenga una orientación u otra, supone tener un grado de confort mayor o menor, y también importante, puede suponer un ahorro de hasta el 80% en el consumo energético. Muchas veces la orientación es cuestión de gustos personales, del modo de vida que vayamos a hacer de la vivienda. Pero existen unos criterios estándar, por lo que es importante conocer los pros y contras de cada orientación, para poder elegir la más beneficiosa para nuestra vivienda. 


Características de cada orientación en la vivienda



  • Orientación norte: se caracteriza porque el sol no incide de forma directa. La casa está de espaldas al sol, por este motivo, el gasto en calefacción en las viviendas orientadas al norte suele ser mayor, ya que el sol no penetra en el interior y para calentar la casa hacen falta más horas de calefacción. Suele ser la que menos gusta al grueso de los compradores, aunque hay propietarios que la prefieren porque no les gusta tener el sol directo en el salón.



  • Orientación sur: los rayos solares inciden en la vivienda durante todo el día en las estaciones de otoño, invierno y primavera, lo que disminuirá el uso de la calefacción; la orientación ideal para los climas fríos y húmedos. Los ventanales dejan entrar la luz del sol al interior de la vivienda, calentando la casa de forma natural. Sin embargo, si por el contrario vivimos en una zona cálida, el gasto de aire acondicionado será mayor en este tipo de inmuebles, ya que el sol entrará igualmente en verano.

  • Orientación oeste: en las viviendas que miran hacia el oeste reciben el calor del sol de tarde. Es una de las orientaciones más demandadas. En verano, recibe más calor en las horas donde mayor radiación solar hay, lo que incrementa el uso del aire acondicionado.

  • Orientación este: el sol incide en la vivienda desde que sale hasta el mediodía, sol de mañana. Es una buena opción para la mayoría de las casas. Esto permite que el calor se acumule durante toda la mañana y se libere poco a poco por la tarde. Se evita así la orientación de las peores horas de sol del día.


  • Por lo tanto, saber cuál es la orientación de nuestra vivienda nos permite elegir que función puede tener cada estancia, y además jugar con elementos de sombra (como los toldos o pérgolas) en verano y así hacer un uso más eficiente de nuestro consumo energético.

    También te interesará

    0 comentarios